Tratamiento

¿Puedo curarme solo?

No. Los propios síntomas de la depresión, como la fatiga corporal, el insomnio, los dolores musculares, los cambios de apetito o alteración de las emociones, impiden recuperarse a quien la padece. Es fundamental ser consciente que se tiene una depresión y pedir ayuda a los profesionales. En el caso de que una persona necesite tratamiento y no acceda a él, puede que la depresión empeore o que se haga crónica.