Ansiedad

¿Qué podemos hacer si notamos los primeros síntomas de una crisis de ansiedad?

Depende muchas veces de la situación, o de si lo que queremos es una solución temporal o a largo plazo.

Por ejemplo, muchas veces nos dicen que «si tienes un ataque, siéntate y respira». Pese a que es una solución que puede funcionar, en algunos casos nos puede poner aún más ansiosos al darnos cuenta de que nos cuesta mucho «controlar» la situación.

Otra opción es, por ejemplo, tomar un ansiolítico, pero eso es un parche puntual que puede ser útil en el momento, pero que, a la larga, no nos está quitando el miedo, sino que lo mantiene y no nos ayuda a largo plazo.

Sabemos que las sensaciones asustan y el miedo se mantiene cuando lo evitamos o huimos, con lo que, a largo plazo, deberíamos lograr afrontar esos síntomas y situaciones de otra manera. Así que no se trataría tanto de controlar los síntomas, sino de centrarse en la actividad que se está haciendo y dejar pasar las sensaciones. A veces, cuanto más hacemos, más pendientes estamos y más la hacemos durar.

A parte de saber afrontar el momento de crisis, tendremos que hacer una serie de cosas para mantener estabilizados nuestro ánimo y nuestra ansiedad basal. Esto nos ayudará a prevenir más ataques.