Prevención

¿Cuáles son los factores de riesgo y de protección de la depresión en niños y adolescentes?

La depresión en niños y adolescentes es un trastorno complejo y multicausal.

Los factores de vulnerabilidad de tener una depresión se centran en características biológicas (historia familiar de trastorno mental, edad, sexo, enfermedad médica crónica...) y temperamentales (afectividad negativa, pensamiento rumiativo, dificultades de relación con iguales...), en la interacción del niño con el entorno (acontecimientos vitales estresantes, conflictos familiares, abuso, maltratamos, problemas escolares, acoso, humillación...) y en las características propias del menor (cultura, estilo educativo, precariedad económica...).

Algunos de los factores que pueden reducir la probabilidad de depresión cuando hay factores de vulnerabilidad son: tener habilidades sociales y un círculo de amistad adecuado, la afectividad positiva, tener una relación estrecha y de confianza con los miembros de la familia, hacer alguna actividad de ocio o de deporte, etc.

Hay que destacar que un único factor no puede explicar el desarrollo de una depresión o reducir la probabilidad de que se desarrolle, y que su control sea suficiente para prevenirla.