¿Hay algún tratamiento específico para la depresión de los niños y adolescentes?

No hay un tratamiento único para la depresión. El plan de tratamiento se valora en función de cada caso, teniendo en cuenta la gravedad de los episodios y el grado de deterioro funcional en los diferentes ámbitos de la vida (escolar, familiar y social).

Hay diferentes abordajes en el ámbito psicológico, médico y psicosocial. Se podrá optar por la terapia psicológica o el tratamiento farmacológico, o bien ambos de forma combinada.

El tratamiento se puede llevar a cabo en las consultas ambulatorias o en el ámbito hospitalario, con hospitalizaciones parciales, en el Hospital de Día, o bien totales, en las unidades de hospitalización especificas de psiquiatría infantil y juvenil.

La implicación activa de la persona que tiene depresión es fundamental durante el desarrollo del proceso terapéutico. El apoyo y el asesoramiento a la familia es un factor imprescindible en este proceso. Los padres o cuidadores principales tienen que saber y entender qué le pasa al menor. Son los mejores coterapuetas que tenemos.