Alimentación

¿Puede la alimentación ayudarnos a prevenir la depresión y la ansiedad?

Mantener una dieta equilibrada es muy importante para mejorar las capacidades cognitivas y para mejorar no solo la salud física sino también mental de la persona.

Una dieta rica en frutas y vegetales, con alto aporte de vitaminas y minerales, granos enteros, cereales, legumbres, semillas, carnes magras y aceite de pescado ayuda a mantener nuestro organismo saludable y nos puede proteger de ciertas enfermedades mentales.

Consumir alimentos integrales, con ácidos grasos Omega-3 y antioxidantes, reduce el riesgo de depresión.

El consumo de alimentos con triptófano, aminoácido esencial que regula el nivel de serotonina en el cerebro, puede ser una fuente de ayuda para prevenir el estrés, la ansiedad y la depresión.

También recordar la necesidad de consumir un mínimo de 2 litros de agua al día. La deshidratación favorece la aparición en nuestro cuerpo de las hormonas tales como el cortisol y la adrenalina, favorecedoras de la presencia de ansiedad.