Tratamiento farmacológico

¿Un menor puede tomar antidepresivos?

Los únicos fármacos antidepresivos recomendables en el tratamiento inicial de la depresión en los niños y adolescentes son los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS). Entre estos medicamentos, la fluoxetina es el que tiene más ensayos clínicos que apoyan su uso en pacientes a partir de los 8 años.

Si hay una respuesta efectiva a este fármaco, se recomienda que se siga tomando como mínimo seis meses desde la remisión del cuadro depresivo, con la misma dosis con la que se consiguió esta remisión.

Si se consigue una remisión completa de los síntomas, se recomienda que la suspensión del fármaco se haga de manera gradual y supervisada por un profesional médico, para evitar la aparición de síntomas de discontinuación. Es preferible que esta retirada se haga en un momento de poco estrés psicosocial (por ejemplo, en las vacaciones de verano).