Ansiedad

¿Cuáles son los primeros síntomas de una crisis de ansiedad?

Los síntomas de una crisis de ansiedad pueden variar según la persona y, a veces, según el momento en una misma persona, pero generalmente son muy parecidos y están bien descritos. Sabemos que un ataque de pánico, o crisis de ansiedad, es una respuesta adaptativa de nuestro cuerpo ante una situación de peligro, es decir, es una respuesta que nos puede ser útil ante un peligro porque nos prepara para luchar o huir de él, pero en el caso de una crisis la respuesta salta «cuando no toca» y de forma desproporcionada, por eso nos asusta. Tiene que quedar bien claro que, a pesar de que los síntomas son muy desagradables, no son peligrosos porque están programados para salvarnos la vida ante un peligro real.

Así, por ejemplo, se nos activa todo lo necesario para salvar la vida, como el corazón (de ahí que podamos sentir taquicardia, palpitaciones, subida de la tensión arterial), la respiración se acelera (boca seca, hiperventilación, que nos puede llevar al mareo), la tensión muscular aumenta (a veces causa temblores, inquietud, rigidez), aparece la visión borrosa o sensación de irrealidad (las pupilas se dilatan para centrar la atención en el peligro), i se desactiva lo que no es necesario en ese momento, como por ejemplo la digestión (a veces se puede tener la sensación de náuseas o diarrea)